Como decía el maestro Peret: "Es preferible reír que llorar"

«